Historia y Datos de Interés

 

UNIVERSAL GENEVE

Universal Genève es una de las casas más emblemáticas de la relojería suiza de principios del siglo XX. Sus constantes avances técnicos en el campo de los relojes de pulsera, así como su facilidad de adaptación a las demandas del sector, han hecho de Universal Genève una de las marcas más deseadas por los coleccionistas.

Universal Gèneve fue fundada en 1894 por Georges Perret y Emile Descombes en la pequeña localidad Suiza de Le Locle. Tres años más tarde, al fallecer Descombes, Perret tuvo que buscar otro socio para dirigir el negocio. Éste fue Louis-Edouard Berthoud, con quien refundó la sociedad como Descombes&Perret (que años más tarde se convertiría en Perret&Berthoud).

La joven empresa relojera se encargaba de la producción de cajas, esferas y movimientos propios. En 1898 apareció por primera vez el nombre de “Universal Watch” como nombre de empresa.

Durante aquella primera etapa, la firma se centró en la producción de relojes de bolsillo, pero poco a poco, debido a las nuevas exigencias del cambiante mercado, Universal empezó a experimentar con relojes de pulsera.

En 1919 la empresa trasladó su sede a la ciudad de Ginebra, aunque todavía habría que esperar hasta 1934 para ver el nombre “Genève” unido al de “Universal”.

En esa época la marca se especializó en la creación de calibres y cronógrafos, como el modelo “Compur”, que fue el primero con dos pulsadores que incorporaba el calibre Universal 281.

En 1936, lanzaron el modelo “Uni Compax”, con un contador de 60 segundos y otro de 45 minutos. Montaba el calibre 285. Este mismo modelo, con unas pequeñas modificaciones gráficas en la esfera, salió al mercado destinado a la profesión médica. La esfera se graduó para medir las pulsaciones por minuto del ritmo cardíaco. El nombre que dieron a este modelo fue el de “Medico-Compax”.

A pesar de la depresión económica mundial de principios de los años 40, los modelos “Compur” y “Compax” tuvieron un éxito tan grande que la fabrica de Ginebra apenas podía satisfacer la demanda. Por este motivo, en 1941 abrieron otra fábrica de cronógrafos en el distrito de Le Locle. De este nuevo centro de producción salieron todos los ejemplares del modelo de cronómetro para pilotos: “Aero-Compax” (calibre 287). 

En 1944 presentaron el famoso modelo “Tri-Compax”, apodado “Le Glorieux” (“El Glorioso”) dotado del calibre 281. Podríamos considerar el modelo “Tri-Compax” como el buque insignia de la compañía suiza. Su movimiento de gran complicación, ofreciendo las funciones de triple calendario y cronógrafo fue muy bien recibido por el mercado. Producido durante más de dos décadas encontramos diferentes tipos de cajas y materiales, desde las referencias 12285, 12551 o 12554 de estilo más clásico en oro hasta versiones en acero más deportivas como la 222100-2 o las conocidas 881101/01 y 881101/02 con bisel negro y escala taquimétrica.

En 1952, Universal patentó un sistema de masa oscilante capaz de recargar el reloj en ambas direcciones de oscilación.

1954 es una de las fechas emblemáticas de la compañía ya que ese año se introdujo el icónico modelo “Polerouter”, que inicialmente se denominó “Polarouter”. El nombre deriva de los vuelos comerciales entre el norte de Europa y los Estados Unidos vía el Polo Norte, realizados a finales de los años 50 del siglo pasado por las líneas aéreas escandinavas SAS (Dinamarca, Noruego y Suecia). Dichos vuelos requerían de relojes con propiedades antimagnéticas y de gran precisión. Universal dio una solución con su nueva colección, que inicialmente montaba el calibre automático 138SS con rotor martillo, y que posteriormente montó el calibre 215. Tras el éxito de la prueba, la compañía SAS y Universal firmaron un acuerdo por el que los pilotos de este consorcio aéreo, serían dotados con este reloj. Se hicieron relojes personalizados con sus siglas comerciales “SAS”. Posteriormente, aparecieron versiones más deportivas como el “Polerouter Sub”; y el “Polerouter Date”; (ambos con calibre 218-2).

En 1966 presentaron los modelos “Golden Shadow” (en oro), “White Shadow” (acero) y “Gilt Shadow” (chapados en oro).

Fue también a mediados de los años 60 cuando salieron a producción las referencias del modelo “Compax” más codiciadas por los coleccionistas actualmente. Estás fueron la 885103/01, 885103/02 y 885103/03, que montaron el mismo calibre Valjoux 72 que montaba su símil en Rolex, el conocido Daytona. Dicho modelo se conoce actualmente como Nina Rindt para las versiones con esfera blanca, debido a las fotografías publicadas sobre la conocida esposa del piloto de rallies Johen Rindt con el reloj en su muñeca. Por otro lado se ha apodado a la referencia que monta esfera negra y agujas rojas como Evil Nina, por su similitud a los colores del demonio.

Ya en 1968 se presentaron los primeros relojes electrónicos con el sistema “Tuning Unisonic” (calibre 51), producidos en colaboración con Bulova.

Un año más tarde, en 1969 lanzaron el modelo Universal “Space Compax”, nuevamente dotado del famoso movimiento Valjoux 72 y muy característico por su recubrimiento de goma en los pulsadores del cronógrafo.

A finales de la década de los 80 (1988) Universal se traslada a su sede al lado Este de Ginebra (6 Route des Acacias).

En 1994, para celebrar el centenario de su nacimiento, Universal lanzó un modelo exclusivo inspirado en el modelo de 1928 Cabriolet: el “Golden Janus” (calibre 42).

Así pues los relojes Universal, vendidos en todo el mundo, llegaron a ser considerados sinónimo de calidad, fiabilidad y buen gusto tanto en el pasado, como en la actualidad. La altísima calidad de sus movimientos los ha convertido en una de las marcas más deseadas por los coleccionistas de relojería vintage.

Website: www.Universal.ch