Historia y Datos de Interés

 

SICURA

En un inicio, las marcas Sorna y Sicura fueron gemelas, ambas conectadas al emprendedor Ernest Schneider. Sicura era la marca más antigua (sus origenes se remontan a los años 30), era la marca familiar, y Sorna era marca más pequeña, y únicamente compartia movimientos, algunos diseños e innovaciones.

Dado que su fundador, Ernest Schneider, era piloto de aviones además de fabricante de relojes y amante de la electrónica, creó varios modelos con una personalidad marcadamente deportiva y con funciones muy diversas.

Fabricó relojes técnicos con horas de saltantes, relojes solares, modelos multiusos, además de cronógrafos con algunas funciones como una navaja suiza integrada en el reloj, modelos con luz e incluso World Timers (relojes para aviadores que medían el de tiempo de varias zonas del mundo).

Aunque Schneider le gustaba "adaptar" aquellas innovaciones que veía en otros fabricantes, podemos destacar la valentía e innovación tanto en sus diseños como en avances tecnológicos fuera de lo común para su época en relojería.

Los relojes Sicura, a pesar de que algunos modelos no destacaban por su gran calidad, fueron muy populares durante esos años con buenas ventas.

A pesar del éxito de ventas, Sicura dejó de producir a finales de 1979, y aunque mantuvo la relación con Sorna durante 3 años más, ambas terminaron por cerrar con el objetivo de dedicarse al 100% a un nuevo proyecto. Una marca que Schneider habia adquirido un par de años antes y tenía un gran potencial de negocio… Breitling.

¿Y cómo llegó a comprar Breitling?

En 1979, la firma Breitling quebró. ¿Por qué? Ofertas recibidas desde Extremo Oriente, la guerra de precios que desató reloj de cuarzo, un franco suizo por las nubes, el cambio de tendencia hacia la tecnología LCD, el auge de los relojes electrónicos japoneses, y, finalmente, la enfermedad de Willy Breitling, fueron las razones que propiciaron el cierre de la empresa.

Willy Breitling, a pesar de todo, quiso mantener el nombre de su famosa marca y encontró en Schneider un salvador que rescató Breitling dado que estaba convencido de que la marca Breitling merecía el esfuerzo e inversión. Compró la empresa con todos sus derechos al ser Breitling un sinónimo de calidad, excelencia y aún con un gran recorrido comercial.

Tras mucho análisis, Ernest decidió focalizar los esfuerzos en Breitling y renunciar a su propia marca. Por ello, fusionó Sicura con Breitling, quedando la segunda marca como referencia (únicamente por el mayor potencial comercial de Breitling).

Existen anécdotas curiosas durante esos años en que a veces se solapaban modelos, marcas y características similares entre Sicura y Breitling, incluso coexistiendo tres cronógrafos icónicos como los Júpiter, Marte y Plutón. 

Por esta razón, entre los amantes de los relojes vintage existe una nebulosa y dudas si la marca Sicura está vinculada a Breitling o no y de qué forma.

Pues sí, estuvieron vinculadas.

Website: www.Breitling.com