Definición de Reloj Vintage

Hemos recopilado los 10 criterios que según nuestro punto de vista, son un “must” para considerar un reloj como vintage:

 

1. Generación anterior:  El primer criterio se basa en que un reloj vintage debe ser de una generación anterior a la nuestra. Ya sea de la época de nuestros padres o abuelos. Hablamos de tanto la parte estética como de la mecánica/tecnológica. No debe ser un reloj moderno ni de hoy en día.

2. Dejado de Fabricar: El segundo criterio es que debe haber pasado un mínimo de años desde que se dejaron de fabricar o, que se empezó a fabricar. Por ejemplo, el Omega Speedmaster aún se fabrica, pero se considera un modelo clásico y las primeras piezas, se consideran totalmente vintage. Es decir, los relojes que hace menos de 20 años que se fabrican no se consideran vintage. El modelo (en éste caso el Speedmaster), al continuar fabricándose, pasaría a ser un modelo clásico. En resumen, es necesario para que se considere vintage, que haya un stock de unidades vivas reducido, que haga que la búsqueda sea difícil, y aún más su mantenimiento/reparación con fornituras originales.

3. Cristal Plexi: El tercer aspecto que podemos destacar es que un reloj vintage con “pedrigree” debe llevar cristal de plástico o Plaxiglass (llamado también “plexi”). Desde la década de los 80 hasta ahora, se ha popularizado el cristal de zafiro, pero en cambio, un reloj vintage “de los de toda la vida”, para que sea apreciado por el segmento coleccionista o inversor en vintage, lleva cristal de plexi, con los problemas que conlleva (se raya más y mucho más fácilmente, color distinto, textura,…).

4. Escasez de unidades y de piezas/recambios. El cuarto aspecto que destacamos como muy importante es que se haya dejado de producir y que la marca no ofrezca la posibilidad de compra de piezas o fornituras oficiales y nuevas de la marca. Por ejemplo, Omega, tiene la política como compañía de dejar de producir piezas tras haber pasado 15 años desde que se dejó de producir el modelo. Desde ese momento, la propia marca considera a esos relojes descatalogados, y entran en un proceso más artesanal, caro y ad-hoc en caso de tener algún problema, reparación o revisión. Por el simple hecho que la marca "se desvincule" del producto vendido, para nosotros ya serían vintage 100%.

5. Conservación original: Un reloj que no se conserve con las piezas originales del modelo (pueden ser recambios, pero de relojes y modelos de esa época) no se considerará vintage de pura cepa. Existe el concepto de Relojes Frankenstein o Frankies (que significa confeccionados con piezas de relojes y maquinarias diversas) que no sería a lo que nos referimos, pero se aproxima. Un modelo con piezas de otras épocas o de relojes modernos, no está bien visto por el coleccionista tipo. Hay que conservar la estética y piezas originales del modelo y la época lo más fiel posible. Un reloj conservado como si hubiera salido de la fabrica en 1960 es apreciado entre los verdaderos coleccionistas e inversores. Igual que pasa con los coches antiguos.

6. Depreciación-Apreciación: El sexto aspecto tiene que ver con el valor de mercado de ese reloj. Existen modelos que pierden poco valor con el tiempo u otros que, ni considerándolos vintage lo recuperan, pero nuestra teoría dice que un reloj desde que sale de la relojería como nuevo pierde ya un 30%-40% de su precio de venta a público. Con los primeros años aún baja más su precio en el mercado de compra-venta. Y llega un momento en que empieza a aumentar la demanda y lógicamente su precio. Y en esa escalada, es cuando se empieza a considerar ese reloj como vintage.

7. Historia del reloj: Éste es un aspecto complicado, aunque a tener en cuenta. Existen modelos de los que existen pocas unidades, ya sea porque son ediciones limitadas o por que en su momento no tuvieron éxito de venta, como el Rolex Daytona o el Explorer II  Freccione– Steve Mcqueen. Pero al cabo de los años, han sido muy valorados por los coleccionistas y son una de las mejores inversiones en relojería vintage. O el Omega SpeedMaster con su viaje a la luna el año 1969, el Seiko Pogue con su viaje secreto conocido años después al espacio. Estas historias que llevan determinados modelos, los hacen estar en un olimpo de iconos de la relojería vintage.

8. Reediciones vs. Originales Vintage: Como octavo criterio, hablaremos de la poca creatividad de los departamentos de I+D y Marketing de las marcas relojeras (o claramente, aprovechar el tirón vintage y exprimir a la vaca lechera para tener contentos a los accionistas de esos grandes holdings como Swatch, Richemont o LVMH) en la actualidad. En los últimos años, no ha habido grandes lanzamientos o modelos con grandes diseños o efectos WOW. Cuando una marca saca como novedad una reedición de un modelo vintage, por una parte eleva el estatus de ese modelo pero a la vez también lo rebaja, ya que no se mantiene la autenticidad ni el valor de las piezas vintage. Para el público general es una opción fácil para entrar en la historia de la marca relojera con modelos míticos, pero los románticos de la relojería no creemos que sea lo más correcto a medio y largo plazo. Normalmente hay marcas que exprimen hasta la extenuidad modelos vintage icono (como es el caso de Omega), otras que hacen cambios como el color de una palabra en el dial (como es el caso de Rolex) o los tradicionalmente puros (como Patek Philippe).

9. Imposibilidad de comprar en establecimiento autorizado, a menos que sea NOS (New Old Stock): El auténtico aspecto que nos indica que un reloj es realmente vintage es que no lo venden en la tienda, joyería o relojería. No está en el catálogo. Cuando hay que acudir a otro tipo de canales de compra o información, es el indicio de que estás buscando una pieza autenticamente vintage. El comprador de relojes vintage es un coleccionista que consideramos como “watch-hunter”: un cazador paciente, que se adentra en la selva, que sólo dispone de una única bala, que suelen haber estudiado absolutamente todo de la pieza, esperan meses o años para encontrarla, (dado que no es fácil comprar a precios adecuados determinados modelos en buenas condiciones hasta que la encuentran), y Zas!! Entonces se lanzan a por ella. También suele darse la situación de que en el momento que consiguen el trofeo, ya vuelven a estar obsesionados con la siguiente pieza vintage…

10. Diseños espectaculares y cierto Glamour: El último aspecto viene relacionado con el look del reloj. Hablamos de diseños o antiguos o de combinaciones de colores sesenteros y setenteros. Formas muy diferentes y correas extravagantes. Diales no demasiado grandes (sin pasar de 40mm y normalizando diales masculinos de 36mm, considerados “femeninos” según las modas actuales), materiales innovadores y correas distintas. Omega Ploprof, Omega Chronostop girado o Breitling Sprint/Datora son ejemplos de relojes vintage que te enamoran u odias, pero aprecias por la valentía, innovación y búsqueda de lo auténtico y la personalidad de la época, y no como ahora que prima la rentabilidad y homogeneización de los mercados. Hoy en día, levar un reloj vintage te distingue del resto de la gente.

Principales tipos de Relojes Vintage

Rolex andhora.com.jpeg

Tipo Submarinista

Los relojes de buceo o tipo submarinista, tienen como características principales:

Resistencia a una profundidad de, al menos, 100 metros. Sistema de control de tiempo, un bisel numerado unidirecional. Legibles a una distancia de 25 cm en la oscuridad. Antimagnéticos. Resistentes a los golpes. Con indicador de marcha como por ejemplo una manecilla de segundos central. Y disponer de la mención diver watch o reloj de buceo escrito sobre la esfera seguido de la profundidad garantizada.

Heuer Andhora.com.jpeg

Tipo driver

Los relojes tipo corredor de automóviles suelen disponer de cronómetro y tacómetro. Colores y combinaciones de colores brillantes y vistosas, dado que en décimas de segundo deben verse las informaciones. Agujas de colores rojo o naranja fluorescente. Además, existen algunos modelos que el dial está girado 90 grados (interior de la muñeca) para facilitar la lectura sin dejar las manos del volante.

Las correas suelen estar agujereadas para mejorar la transpiración de la muñeca.

bell-ross-vintage Andhora.com.jpeg

Tipo aviador

Los relojes tipo aviador pueden tener algunas caracteristicas como diámetros de caja grandes (de entre 44 a 55 mm) y grandes coronas, para llevar encima de las chaquetas y manipularlos con guantes. Cronómetro, Agujas azuladas y en forma de espada, correas de cuero largas, doble escala en la esfera y secundero.

Algunos disponen de la función GMT (doble huso horario) para el caso de pilotos comerciales intercontinentales/ interoceánicos.