Historia y Datos de Interés

 

ENICAR

Enicar Watch Company fue fundada en La Chaux de Fonds (Suiza) en el año 1913 por la familia Racine. El nombre de la compañía hace alusión directa al negocio familiar, pues no es otra cosa que el apellido de la familia leído al revés.

A mediados de los años veinte, tras un éxito casi inmediato, empezaron a focalizar su producción en relojes robustos y precisos, bautizados como “Sport”. En la década de los treinta, Enicar desarrolla un sistema impermeable para sus relojes llamado “Sea Pearl”, que competía directamente con los relojes “Oyster” de Rolex.

Hemos de esperar a la década de los cuarenta para encontrar el primer corógrafo desarrollado íntegramente por la marca.

En 1956 una expedición de alpinistas conquistó la cima Lhotse Mountain, en el Himalaya y cuatro días después, llegaron al techo del mundo. La expedición fue un éxito, y los valientes deportistas llevaban en sus muñecas relojes Enicar con su fantástico sistema “Sea Pearl”. A partir de ese momento, los relojes con dicho sistema pasaron a llamarse “Sherpa” como homenaje a la expedición al éxito de la misma. Los relojes “Sherpa” fueron sin lugar a dudas, el éxito de la marca.

Existen gran variedad de modelos Sherpa: Dive, Divette, Mini-Dive etc.En 1951 nació el modelo “Sherpa-Jet-Graph”, una peculiar combinación de cronógrafo y GMT con bisel giratorio de 24 horas.

En 1959 nació el Sherpa-Graph Cronógrafo, que montaba un movimiento Valijoux72 (como su contemporáneo modelo Daytona, de Rolex). El modelo más famoso de esta línea se conoce como Jim Clark debido al uso que le dio el conocido piloto automovilístico durante los años 60.

Otro de los modelos emblemáticos de la firma fue el Ultrasonic-Sherpa, llamado así debido al alto nivel de tocología que había adquirido el laboratorio de la firma en 1953, equipado con modernas máquinas ultrasonido para limpiar en profundidad los movimientos que ellos mismos producían.

Enicar sufrió muchísimo la crisis de la década de los setenta por la llegada de los relojes de cuarzo, y finalmente, cerró sus puertas por bancarrota en 1988.

A día de hoy, no son pocos los coleccionistas que aprecian la calidad y la belleza de los relojes Enicar, que son sin lugar a dudas, una de las grandes apuestas en el mundo del coleccionismo de relojería vintage.

Website: www.Enicar.com