Manifesto sobre el Reloj Vintage en España.

Empezamos el Blog Andhora.com...

Hoy empieza el Blog Andhora.com. Con ilusión, con ganas de que sea útil al amante de reloj vintage, sea cual sea tu nivel. Con humildad, respeto, pero diciendo lo que pensamos. Defendiendo firmemente al reloj vintage y al coleccionista de todas aquellas fuerzas que presionan para que no sea una actividad digna. Queremos que Andhora.com sea un lugar libre, transparente y útil para hablar sobre relojes vintage y todo lo que le rodea. Además, queremos ayudar a la industria relojera suiza, desde multiples angulos. El equipo de Andhora.com dispone de un doble perfil muy interesante: somos amantes en secreto de la relojería más auténtica y a la vez profesionales del management y del marketing. Hemos desarrollado nuestras actividades de gestión en diferentes sectores, lo que nos da una perspectiva fresca. Nuestro equipo está acostumbrado a pensar desde una visión de CLIENTE y de EXPERIENCIA DE CLIENTE, y no tanto desde Producto y Marca como existe en el sector relojero. Pero ya hablaremos de esto más adelante.

En resumen, queremos crear un ecosistema sano, transparente y enfocado a disfrutar día a día de nuestra mayor pasión: el reloj vintage.

¿Cuál es nuestra visión de la industria relojera tras Basel 2017?

Gris, triste y poco innovadora en muchos aspectos. La industria relojera suiza tradicional se ha olvidado de cuidar al auténtico cliente. Trata de vender relojes desde un pulpito, alejado del cliente y del producto, poca proximidad, no quieren crear alrededor del cliente algo basico en la fidelización: sensación de customización ni una experiencia de uso especial. Creemos que todo es rigidez, falsa customización, y un marketing enrocado en el siglo XX, negando toda opción a avanzar. Sólo les importa vender relojes nuevos.

Nosotros desde Andhora.com, queremos sacar a la actividad del coleccionismo (personas que son los que realmente AMAMOS la relojería más auténtica) de un lugar lúgubre, clandestino, zona gris y cuasi ilegal, de una actividad más cercana a la mafia y trafico de falsificaciones o piezas robadas.

¿Cómo vemos al coleccionista medio?

Un héroe en la sombra en circuitos grises. Como coleccionistas (y coincidiendo con multitud de coleccionistas de todo tipo y nivel en España), hemos pasado por varias etapas muy duras. La búsqueda de canales de autoinformación imposibles de encontrar. Sentirse “traficante” con relojes, exhibiendo unos rituales característicos en todo coleccionista. Rezando como recién inicado en el coleccionismo para que sean relojes sin problemas, no robados, o frankesteins, todo ello en plena calle, siendo invitado de forma secreta a chats y foros privados,... Una actividad fuera de los circuitos de la relojería tradicional, sintiéndonos yonkis pasándose esa dosis de calibre 11 que además cuesta un dineral. Una emoción infantil a la hora de buscar información buceando por internet. Tratar de conseguir correas o hebillas de modelos descatalogados en subastas por todo el mundo o simplemente esperar a que salga alguna en esos círculos o foros cerrados y grises. Pujar por ellas sin saber si finalmente será tuya y completará el set completo del reloj.

¿y el retail o la distribucion tradicional?

Decepcionante, poca sensibilidad y fría. Tanto las boutiques de las marcas a pie de calle como los grandes/medianos distribuidores de relojes y joyas. Toda la cadena que está en contacto con el cliente, tiene que dar una vuelta. Me explico.

Uno de los grandes miedos que se enfrenta cualquier coleccionista es acudir y llevar uno de tus relojes de los años 40s, 50s, 60s, 70s u 80s a un distribuidor o boutique oficial de la marca para arreglar algo, comprar un eslabón o una correa de otro color. ¿El motivo? Te van a mirar mal, tendrás la sensación de que te dan largas y lo peor: notas que no saben nada de lo que les llevas. Es triste darse cuenta de que los vendedores únicamente conocen los relojes que tienen en el ultimo catalogo de la marca (o máximo de los últimos 5 años), y que cualquier cosa más antigua de 5 años lo llaman "un vintage de los de verdad". Ver que se hacen fotos y selfies con la pieza antigua diciendose entre ellos "-..éste si que es vintage de verdad..." o "- ¡piensa que cuando salió este reloj ni mi padre había nacido!…". Es algo terrible. Te sientes sólo.

La frase más usada es que si el reloj es mas antiguo de 10 años deben enviarlo a suiza y el diagnostico tarda mes y medio. En caso de aceptar el presupuesto tardaran unos 2 meses, sin hablar del precio. Y lo más decepcionante es el correo electrónico que la propia marca te envía, recomendándote que te compres otro reloj nuevo, avisándote de que no así no tendrás problemas, que te hacen un descuento dejando el reloj ¨viejo¨por la ultima novedad. Terrorifico.

¿SE CUIDA AL COLECCIONISTA DE RELOJ VINTAGE?

No me imagino el propietario de un porsche de los años 40 que le miren mal por haber cambiado el aceite fuera de un concesionario oficial. Porsche ha creado una división para dar servicio a los amantes de la marca y sus productos vintage que pagan un dineral y se sienten orgullosos de la marca, la historia, la tradición y que son los que la mantienen viva.

Tanto las marcas como la distribución únicamente piensa en vender/colocar reloj nuevo (sin ninguna innovación, reediciones de modelos antiguos), sin pensar en fidelizar y cuidar al amante del reloj, que al final es el verdadero Brand Ambassador (no los influencers locales o celabrities como Beckham que se venden al mejor postor). No se fomenta ni se cuida al buen cliente. El anti-marketing del siglo XXI.

¿Y tras volver de la feria de Basel, el sector se pregunta por qué van mal las ventas de los grandes grupos relojeros en todo el mundo? Al leer el artículo podremos saber las claves: No innovan, no cuidan al cliente, no respetan el reloj vintage.

¿el millenial y el smartwatch es la solucion?

¡Que vienen los millenials!. Boom, y todos a crear smartwatches, connected y demás moderneces. Creo que no nos hemos dado cuenta de la esencia, del problema y de la solución. El Millenial es joven, pero no tonto. Sabe en todo momento la hora y está "always on". ¿Para qué necesita un reloj de más de 50 euros? No creo que entrar en el segmento a través de tecnología sea la opción más adecuada, y más cuando cada año se cambia el modelo de reloj conectado y has perdido el 90% de la inversión hecha en la versión 1 del reloj conectado.

Utilicemos la tecnología para el Marketing de fidelizar y de crear experiencias memorables para el cliente (no para la marca, su producto y el distribuidor), para acercar la industria al cliente, para darle el valor en su justa medida, sin ser pretenciosos ni altivos, utilizar la tecnología como canal de compra, de información y de seducción. Por favor, zapatero a tus zapatos, olvidémonos de ordenadores en la muñeca y dejemos a las empresas de tecnología y de deporte que hagan lo que saben hacer. Customizemos la experiencia, no del ya cliente que tiene 70 años de edad y está a punto de jubilarse, sino del millenial con ganas de engancharse al coleccionismo de reloj vintage, profesional de alto nivel y con dinero en el bolsillo, preparado y con ganas de reencontrarse con algo que le proporcionará storytelling y conversación con sus amigos y entorno, y que como consecuencia, se sentirá orgulloso de mostrar en su cuenta de instagram o twitter.

¿andhora quiere ayudar?

Andhora.com ha llegado para poner todas estas ideas y oportunidades en una coctelera y crear rápidamente una oferta adaptada a lo que el nicho pide. Queremos ayudar a un sector en dulce y glamurosa decadencia, democratizar destruyendo barreras, aumentando la cuota de mercado y que todos salgamos ganando con vistas al medio plazo. Ayudar a cuidar al cliente de reloj vintage para que acabe comprando también relojes nuevos, por supuesto. Ayudar a un sector con una clara falta de orientación al cliente y de adaptación a los cambios de la sociedad. Queremos que el sector vuelva a ser innovador, y que deje de hacer reediciones vintage a precios actuales. De verdad, creemos que se pueden hacer muchas cosas y bien hechas.

Somos Andhora.com. Somos un agente nuevo, diferente, con ganas de colaborar con las marcas y dar la vuelta a un sector que creemos que se hace trampas al solitario, endogámico y un poco "rancio" por mucho holding de marcas de lujo a las que pertenezcan. Venimos a abrir las ventanas de esa habitación del abuelo. No para que coja una neumonía, sino para que se haga más fuerte y saque lo mejor que lleva dentro. Para impulsar, que entre el sol, la luz y el aire fresco (y la tecnología más allá del reloj connected).

 

En nuestro blog Andhora.com, ponemos a tu disposición todo el conocimiento de nuestro equipo. Te recomendamos subscríbirte a nuestra newsletter para recibir todos los artículos e información exclusiva sobre el reloj vintage y comparte todo lo que veas interesante en tus redes sociales. Si tienes alguna duda o comentario, compártelo con toda la comunidad.