Movado se acerca a los Millennials con la compra de la ‘start up’ Mvmt por 100 millones de euros.

Fundada por dos veinteañeros en Los Ángeles en 2013, Mvmt Watches cerró 2017 con una cifra de negocio de 71 millones de dólares (62,6 millones de euros).

Movado se acerca a los millennials. La compañía estadounidense de relojería de lujo ha alcanzado un acuerdo para comprar la start up Mvmt Watches por cien millones de dólares (88,2 millones de euros). La operación prevé cerrarse el próximo octubre.

Mvmt Watches, que cerró 2017 con una cifra de negocio de 71 millones de dólares (62,6  millones de euros), fue fundada en 2013 por dos veinteañeros, Jacob Kassan y Kramer LaPlante. La empresa inició su actividad vendiendo sólo relojes, pero desde 2017 comercializa también otros accesorios y gafas de sol.

Con sede en Los Ángeles y una plantilla de cuarenta trabajadores, Mvmt Watches distribuye a través de su plataforma online, así como en grandes almacenes estadounidenses, como Nordstrom o Bloomingdales.

Movado, además de tener su propia marca de relojería, tiene la licencia de producción y distribución de los relojes de otras enseñas, como Coach, Hugo Boss, Lacoste, Tommy Hilfiguer o de Ferrari, entre otros.

Con sede en Nueva York, Movado ha forjado su cartera a base de adquisiciones y de la obtención de licencias. La empresa, que cotiza en la bolsa neoyorkina, entró en pérdidas en el último ejercicio, pasando de un beneficio neto de 35,1 millones de dólares (30,9 millones de euros) en 2017 a números rojos de 15,2 millones de dólares (13,4 millones de euros) en 2018.

Pese a ello, el grupo concluyó 2018 (ejercicio que concluyó el pasado 31 de enero) con una cifra de negocio de 567,9 millones de dólares (501 millones de euros), un 2,75% más que en el año anterior.