Relojes Vostok: Manufactura desde 1942.

Soy Javier Gutiérrez Chamorro (Guti) de javiergutierrezchamorro.com, y estoy encantado de colaborar con Andhora.com, un medio del que en lo personal soy un gran seguidor.

 

Os voy a hablar de una marca que, sin ser desconocida, no ha tenido todavía presencia aquí. Una marca que se remonta al año 1942, y que incluso a día de hoy continúa siendo manufactura. Me estoy refiriendo a Vostok.

Восток en alfabeto cirílico, o sea Vostok en alfabeto latino se traduce como Este y esto ya es muy relevante, son relojes soviéticos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la amenaza del ejército alemán a Rusia les obliga a trasladar su Primera Fábrica de Relojes que estaba situada en la ciudad de Zlatoust hasta la de Chistopol. Unos meses después, aparece el legendario K-43.

En 1962 son galardonados con la medalla de oro en la Feria Internacional de Leipzig, y empiezan a suministrar oficialmente sus relojes al Ministerio de Defensa Soviético, desarrollando su modelo más emblemático, el Komandirskie.

 

En 1967 llega la siguiente gran innovación, el Amphibia, un reloj sumergible hasta 200M, con un concepto verdaderamente innovador.

A día de hoy, poco ha cambiado en Vostok. La fábrica sigue exactamente en el mismo lugar, continúan haciendo el proceso de ensamblado de manera artesanal casi por completo, usan casi la misma maquinaria, y como antaño, siguen siendo muy asequibles. No en vano, el precio de un reloj Vostok en 2018, va de los 35€ hasta los 300€.

Montan movimientos mecánicos (automáticos y de cuerda manual) con una frecuencia de 19.600 vph y de entre 17 y 32 rubís.

Son tremendamente fiables y duraderos, prueba de ello es que mientras que otros fabricantes recomiendan una revisión cada dos o tres años en Vostok asciende hasta los 10 años.

Espero haberos al menos despertado la curiosidad por los relojes Vostok. Si os interesa profundizar más en los entresijos y la historia de esta relojera, te recomiendo leer mi artículo  Los misterios de Vostok.