Historia del Seiko Pogue 6139-6002 y del Coronel William Pogue

Historia del Seiko 6139-6002 y el Coronel Pogue como protagonista.

 

La historia del Seiko  6139-6002 no es increíble por el reloj, sino por como surgió años después la búsqueda incesante tras unas imágenes de unos astronautas de la NASA. Es un reloj que se ha convertido en un mito por su historia.

El Seiko 6139-6002 es el reloj que el Coronel William R. Pogue se llevó de polizón al espacio (a pesar de no estar homologado por la NASA) en la misión SLM-3 en noviembre de 1973. Durante ochenta y cuatro días el coronel lo utilizó como herramienta de medición a bordo del Skylab. Todo ello a escondidas, sin que nadie lo supiera.

Factura de la compra del reloj.

Pero nada de esto se supo hasta el año 2006, en que David Bruno entró en escena. ¿Y quién es David Bruno? Es el nombre un apasionado de los relojes (sobretodo de la marca Sinn), que descubrió treinta y dos años después la travesura del coronel Pogue casi de casualidad, en un foro. Hasta ese momento, el reloj marca Sinn modelo 142 estuvo considerado como el primer cronógrafo automático en alcanzar el espacio, en la muñeca del astronauta Reinhard Furrer  (misión STS-61 a bordo del Challenger, año 1985).

Todo empezó en el año 2006, en un foro de relojes militares, donde un forero dijo: “… me parece recordar una imagen de un astronauta vistiendo un cronógrafo Seiko en un National Geographic de los años 70”. (en las fotografías vemos las fotografías donde aparece el Coronel con el reloj con un dial de un alucinante color amarillo en su muñeca).

El reloj de esfera amarilla sujeto a la muñeca del coronel, durante los entrenamientos de la misión, era efectivamente un Seiko, concretamente un modelo 6139-6002. Bruno, al más puro estilo detectivesco, se puso en contacto de forma infatigable con el Coronel Pogue, hasta que pudo preguntarle acerca de ese reloj. – “¿Coronel, lo utilizó durante 1973 en el viaje con el Skylab?”

En las imágenes, observamos el reloj original que le costó 61,5 dólares pagó en tres plazos William R. Pogue. Bruno publicó toda la historia en el número de mayo de 2007 de la revista "International Watch".