Entrevista a Ibor Alonso, coleccionista de StopWatches Heuer para Andhora.com

En Andhora.com hoy entrevistamos a Ibor Alonso, uno de los coleccionistas y expertos más importantes de cronómetros Heuer de España. A pesar de su juventud, su colección es un pequeño museo de la marca, y es muy activo en las redes sociales entre los coleccionistas a nivel mundial.

Su visión del coleccionismo de cronómetros en España, actividad muy complementaria al coleccionismo de relojes vintage, nos dará insights e ideas muy interesantes.

 

Pregunta: ¿De donde te viene la afición por Heuer?

Respuesta: Desde pequeño siempre me han gustado mucho los coches, especialmente los Volkswagen “escarabajo” y los Porsche. Con 8 años , veía en Alicante vi que muchos de los propietarios llevaban en la muñeca un TAG y en coches con los que jugaba de pequeño leía la palabra Heuer en las pegatinas, no lo entendía demasiado pero Heuer ya era importante en mi vida....

 

P: ¿Cómo empezaste a coleccionar cronómetros Heuer?

R: No soy un coleccionista al uso, bastante más joven de lo habitual, y con las ideas muy claras. No vengo de familia relojera ni he heredado ninguna pieza salvo  un reloj de bolsillo Regulador Brodkropf de mi abuelo Torino. Nunca vi usarlo y me disfrutaba cuando me lo enseñaba. Creo que mi primer momento “cronómetro” fue cuandome compraron un reloj de bolsillo “de los del rastro” de pila baratos, ya que tampoco me podía permitir uno mejor, con el que iba al colegio.

A los 17 años, justo al empezar la universidad en Livigno (Italia – Suiza), me pude comprar con mucho esfuerzo mi primer “reloj” un TAG Heuer. Fue el modelo Formula1 serie 3 en azul (aunque con el tiempo mi favorito ha sido el rojo). Notaba que me faltaba algo, necesitaba tener varios, aunque eran tan caros… Un día me paré en el escaparate de un anticuario y vi un Heuer. Pensé que era un carísimo reloj de bolsillo, hasta que días después entré con mi padre y me dí cuenta que tenía un precio nada disparatado y que no marcaba la hora, sino que la contaba (para mi los stopwatches les llamo “Contadores”). Obviamente lo compré, por lo que a los 18 años, empezó el idilio con los contadores Heuer.

 

P: ¿Existen coleccionistas de cronómetros en España?

R: Si, somos pocos pero valientes! Hará un par de años conocí a Alberto, un gran amigo con el que compartimos la misma locura, y en poco tiempo lanzaremos un proyecto que os informaremos sobre esta actividad.

Es importante remarcar que Instagram es un lugar maravilloso donde los distintos coleccionistas y amantes de Heuer compartimos piezas y generamos una buena relación. En España. Existen algunas vertientes en el coleccionismo de contadores, ya sea por marcas, por uso, por estilo…. Pero da igual, lo importante es que todos juntos aportamos mucho a la pasión que nos une.

 

P: ¿Qué buscas en un cronómetro?

R: Emoción, cada vez que me llega uno nuevo me entra ese cosquilleo tan característico de los coleccionistas. O cuando veo uno, ostras, necesito ir a por él. Hasta que no lo consigo no paro.

Repito, no soy un coleccionista al uso, no soy un purista. No quiero únicamente NOS (New Old Stock), ni los que el mercado marca como moda, ni los más caros. Mi motivación se basa en la historia que hay detrás de él, algunas increíbles. Para mi, quizás lo que aporta un contador o cronómetro es que ha sido utilizado miles de veces, y nadie suele lucirlo con orgullo al revés que cualquier reloj. Esas historias son las que me atraen.

Como ejemplo, todavía no ha caído en mis manos ningún Monte Carlo, pero llegará el momento en que note la emoción de ir a por él, y no pararé hasta que lo tenga.

 

P: ¿Cómo definirías tu colección?

R: Ecléctica. Y me encanta que sea ecléctica. Tengo joyas mecánicas de pulsera, tengo “pilas” (cuarzos), tengo contadores de nivel alto (algunos muy raros, otros muy comunes y de merchandising….). Lo que realmente busco es pasión y felicidad, dado que no colecciono para otros ni para el mercado. En mi instagram salen algunas de mis piezas, siendo amante de la relojería crítico y pasional, pero mi único amor es Tag Heuer. Suelo flirtear con un Rolex Subariner verde, Omegas, Corums, Seikos,… Son como mis amantes, pero nada peligroso, sólo afianza mi relación con Tag Heuer.

 

 

P: ¿Dónde compras y vendes cronómetros Heuer?

R: Hasta que no llegué a Instagram, principalmente era a través del boca a boca , páginas de compra-venta online y en los viajes que hacía. Buscaba cualquier cosa relacionada con Heuer. Casi no tenia presencia en foros, pero como he dicho antes esto es un proceso de evolución y mejora constante. Portales como Andhora nos facilitan el trabajo y relacionarnos con otros coleccionistas a la vez que divulgar esta pasión tan desconocida, y eso es de agradecer.

 

P: ¿Tu santo grial que buscas y algún día conseguirás?

R: Soy diferente hasta para esto!! Debido a mi forma de coleccionar, no tengo un contador fetiche deseado. Los que he visto y he querido, están en mi colección. Aunque pensándolo bien, si hay un “Eleanor” (como le ocurría a Nicolas Cage en 60 segundos): Un Monaco Singapore de color verde, 150 unidades, año 2008. Y pensar que de joven pude haberlo comprado…

 

P: ¿Consejos para alguien que quiera empezar a coleccionar Cronómetros?

R: Inconformidad. Partimos de una base: lo que queremos y deseamos. Siempre está marcado por variables como precio, mercado, aspectos que influyen… , pero lo repito, yo no colecciono para “otros”. Sólo busco el placer de disfrutar de mi piezas, Ser coleccionista se resume en ver tus cajones con las piezas, admirarlas y darte cuenta que eres coleccionista.

Otro tema es disponer de un lugar para aprender y compartir. Es importante compartir con otros coleccionistas conocimientos, fotografías, historias, información,… Cuanto más compartas, mejor te irá. Al contrario de lo que pasa con los relojes, los contadores son baratos, desde 60 Euro accedes a buenas piezas vintage, eso hace que iniciarse ser fácil y rápido.

Por mi parte, cualquier coleccionista que desee consejo o información, dispone de mi cuenta de Instagram @IborAlonso, donde estaré siempre que pueda a disposición de ayudar e informar a quien lo necesite.

 

P: ¿Aspectos imprescindibles que hacen del Cronómetro más deseable por el coleccionista? Caja, NOS, condición,…

R: Aunque los contadores Heuer son el patito feo de la familia, los Autavias 2446, los Carrera y los Monaco primera serie actualmente han aumentado de forma espectacular los precios en el mercado. Personalmente, los que yo más valoro serían los Super Autavia y Montecarlo, que se llevan la palma en condición NOS (que llegan a aumentar hasta el 100% del valor de las piezas de mercado de segunda mano normales).

Por otro lado, las piezas “raras” van también por caminos muy diferentes, como modelos personalizados para distribuidores de la marca en países como SAVIC para Francia, Abercrombie&Fitch para USA, … Destacar que los modelos americanos Abercrombie son en estos momentos de los más buscados, al igual que los que llevan las alas de la Indy (EEUU es el gran mercado de especialistas de la marca).

Por otra parte, y al contrario que sus hermanos mayores de pulsera, la pátina, ese regalo que nos hace el tiempo en el desgaste de una pieza, no es un aspecto que esté muy presente en el precio.

En el 2017 si se está poniendo muy de moda el box, los complementos típicos del full set o los papeles/grantías. Tenemso suerte que se pueden conseguir por precios asequibles, no como en los relojes de pulsera, donde algunos modelos pueden valer más de 1000€  en el caso de algunos modelos. Las complicaciones en las maquinarias de Cronómetros son también muy apreciadas.

Como curiosidades, los colores cada vez son más demandados. Estilos deportivos de los 70, formas redondas atemporales típicas de los 60, pero lo que es evidente, es que los que llevan toques de color son muy apreciados y buscados, como por ejemplo las piezas con colores rojos y azules de los náuticos (yatching).

Espero haber transmitido la pasión que siento. Estoy a vuestra disposición en mi cuenta de Instagram y agradecer al equipo de Andhora por la entrevista y dar la oportunidad a los Stopwatches Heuer por aparecer en vuestro portal.